Maestros sin alumnos, alumnos sin profesores…

Por: Mariano Herrera

El déficit de profesores de ciencias en Educación Media no es nuevo. Pero el problema se ha agravado. El gobierno esperó que la situación fuera insostenible para diseñar un plan de emergencia: La “Micromisión de formación de docentes para educación media”. Según las autoridades, el objetivo de la misión es “… saldar una gran deuda en relación con la formación docente en el área de la Matemática, en principio, y luego en otras como biología, física, química e inglés.”

¿Cómo se va a “saldar esa deuda”? Con maestros de primaria que están sobrando. Sí, aunque parezca mentira, hay maestros sin alumnos en Primaria y alumnos sin profesores en Media, porque sobran maestros de primaria y no hay suficientes de Educación Media. El gobierno pretende aprovechar el exceso de docentes de primaria, en su gran mayoría, egresados de la misión Sucre, para que den clases de matemáticas en bachillerato

Los maestros de Primaria excedentarios, no especializados en las asignaturas de Educación Media, ya desde hace un tiempo, han tenido que ser reclutados para dar clases de matemáticas y otras materias científicas. La citada “micromisión” ahora va a masificar esta transferencia de docentes de Primara a profesores de Media. Y, como primer paso, va a formar a sus formadores. Para formar a los formadores de los docentes de primaria, el gobierno no va a recurrir a las instituciones especializadas y con experticia, es decir a las universidades formadoras de profesores de bachillerato, empezando por la más importante de todas, a saber, la UPEL. Tampoco a la UCV, a ULA, LUZ, UC, UDO, UCAB, entre otras, privadas y oficiales, que pueden y saben del tema. Va a excluir a los expertos y a las instituciones especialistas. Entonces, ¿Quiénes van a ser esos formadores de formadores? Una vez más serán quienes muestren credenciales de amiguismo con las autoridades y de fidelidad partidista, y para nada demuestren saberes y experticia. El gobierno tendrá otra oportunidad para expresar su desprecio por el saber y el conocimiento.

Por otro lado, es posible que existan profesores de matemáticas ejerciendo otro oficio. El Ministerio de Educación ha afichado en muchas de las zonas educativas en los estados, que sólo contratará a personal egresado de las universidades gobierneras o de las misiones educativas. De modo que, muchos profesores de matemáticas egresados de la UPEL y de otras universidades tradicionales, habrán decidido dedicarse a otra cosa. Sería interesante que el Ministerio también los llamara para que se incorporen a su profesión. Pero tampoco lo va a hacer. El gobierno va a fracasar una vez más, al no llamar al diálogo a los que saben.

Pero hay toda vía más. Como esa discriminación política lleva más de 6 años, ha disuadido a muchos bachilleres de estudiar y especializarse en esas áreas de Educación Media. Con la evidente consecuencia que es la escasez de estudiantes en la UPEL, la gran institución formadora de esos docentes. Pocos quieren ser profesores, mal pagados y con una perspectiva inmediata de desempleo, por la discriminación que ha impuesto el actual gobierno. El fracaso de esta nueva “micromisión está cantado. Excluyendo a las universidades e improvisando con misiones, que son más de lo mismo, no se va a ningún lado.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>