Las personas con Discapacidad y sus familias “Un tema que no debe politizarse”

FUNDACIÓN AMIGOS DE LA DISCAPACIDAD MOTORA
(FADIM)
Correo: lutor07@hotmail.com

Ciudadano.-
Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías
Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.
Su Despacho.-

De manera muy respetuosa me dirijo a Ud. en la oportunidad de hacer de su conocimiento la problemática por la cual atraviesa la atención a las personas con discapacidad en nuestro país: VENEZUELA.

Señor Presidente, no tengo el placer de conocerlo personalmente, pero no me preocupa, porque siendo yo una persona con discapacidad motora (pudiera tener otra), no me desviviría por conocerlo, pero si le exigiría que dentro del poco tiempo que le sobre, échele un vistacito a lo que está ocurriendo con respecto a las instituciones que debieran atender las políticas de discapacidad en el país y no lo están haciendo.

Señor Presidente, yo no soy militante de su partido, pero merezco, como venezolano, no teniendo una Capiti Dimunutio, que me impida ejercer mi ciudadanía, que se me respete como tal. Es por ello que me dirijo a Usted, le repito, de manera muy respetuosa, sin el temor a represalias que pudieran venir del propio partido político en el militan miles de compatriotas con discapacidad, como lo manifiestan permanentemente, a pesar de que lo adoran y lo respetan.

Señor Presidente, tal vez sea un abuso de mi parte tratar de hacer que le llegue a Usted esta misiva, a nombre de millones de venezolanos que tienen algún tipo de discapacidad. Ellos no le tienen miedo a Usted. Le temen al Frente Francisco de Miranda, por el poder que han adquirido, por que han tratado de deslegitimar el papel del Consejo Nacional Para las Personas con Discapacidad, tragándose incluso su presupuesto; La temen a la Misión José Gregorio Hernández, porque habiendo fenecido su razón de existir, se enquistó en el vientre de Conapdis y le esta parasitando hasta el pubis; Le temen al Ministerio del Poder Popular Para las Comunas porque aparte de perseguir a la disidencia que no comparte sus disque políticas, pero que son auténticos Chavistas, los burócratas del ministerio no saben, no conocen, no les preocupa, los reales paradigmas sobre los cuales descansan las políticas regionales y universales de atención a la discapacidad.

Señor Presidente Ud. promulgó en el año 2007 la Ley Para Personas con Discapacidad. Mire esto fue una fiesta, como abogado, muchos jueces, nos felicitaron por haber aprobado una Ley que protegiera a las Personas con Discapacidad. A Usted se le acercará la Ministra, el Ministro y el Presidente de Conapdis, el del Frente Francisco de Miranda, el de la Misión José Gregorio Hernández y le van a decir que todo esta bien, que todo marcha con bombos y platillos. Pero, Presidente, no haga caso de lo que yo le escribo. Calladito, mande a alguna de las muchachas. Escondida. Dígale que anden un ratito por Caracas. Que vean cuantos autobuses reúnen la condición mínima para que una persona con discapacidad, cualquiera, pueda abordarlo; Dígales que vallan a cualquier institución y vean s i reúne las condiciones mínimas de accesibilidad; Dígales, Presidente que se reúnan con el Ministro responsable de la Misión Vivienda y que le muestra a cuántas personas con discapacidad se le ha otorgado una humilde casita; Presidente, mándelas a que vallan al Ministerio del Poder Popular Para el Trabajo y la pregunten a la ministro por qué el 99, 99 % de los trabajadores con discapacidad son contratados y no tienen trabajo fijo, que le pregunten a la misma ministro si las instituciones públicas y privadas cumplen con lo establecido en el Artículo 28 de la Ley, la cual obliga al EMPLEO del 5 % de su nómina para personas con discapacidad. A 4 años de su promulgación la Ley no se ha cumplido Presidente.

Antes que le metan cuentos de los compatriotas suyos que vienen protestando este estado de desidia, Presidente, pregúntele qué han hecho estos funcionarios que les he venido nombrando en esta misiva, que han hecho ellos por cambiar este estado de cosas que MOLESTA, por ser respetuoso con Usted. Pregúnteles por que se tardan tanto para hacer una Evaluación y una Certificación de discapacidad. Por que las políticas públicas no van más allá que un reparto de sillas, de prótesis, de ayudas técnicas.

Señor Presidente, Políticas Públicas, no limosnas, no dádivas, no filantropía. Dígales que en la Ley está establecido el Sistema Nacional de Atención Integral a las Personas con Discapacidad.
Por último, Señor Presidente, no permita que estos señores que se han apartado del rumbo de la atención efectiva y eficiente a la discapacidad, que han errado el rumbo y se han alejado del pueblo con discapacidad, casi apartándolo a Usted también, le metan en la cabeza que el Consejo Nacional de Atención a las Personas con Discapacidad podría funcionar mejor si fuera manejado o conducido por El Frente Francisco de Miranda o Por la Misión José Gregorio Hernández. Porque esto sería una burla, una bofetada y más que eso, una traición a quienes pusieron todo su empeño en que Conapdis fuera el Ministerio del Poder Popular Para la Atención a las Personas con Discapacidad, como algún día lo soñaron de Usted.

Le ratifico, con el debido respeto, que yo no comparto sus ideales, estoy muy lejos de ellos, pero oiga aunque sea esta vez su pueblo.

LUIS OSWALDO TORRES
PRESIDENTE
Nota:Si alguna persona o institución puede o quiere hacer público este documento doy permiso para que lo haga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>