Evite que sus carnavales terminen con discapacidad

Martes, 01 de Marzo de 2011
Oriana Aguilar Noticias – Especial

…..
Las cifras de accidentes de tránsito registradas en el país durante los asuetos carnavalescos son alarmantes, hasta el punto que Venezuela ocupa el décimo lugar en el mundo y el quinto en América de los países que tienen el índice más alto de choques automovilísticos. Esto se debe a la falta de prevención, a imprudencia del conductor, a la ingesta de bebidas alcohólicas o drogas, a falla mecánica, mala planificación urbana y deterioro de vías.

En temporada regular, a diario en el país se registran 5 accidentes de tránsito por hora, en los cuales aproximadamente cada 90 minutos muere 1 ciudadano, es decir que, al menos 16 personas fallecen en 24 horas, según estadísticas ofrecidas por los cuerpos de seguridad y atención del Estado.

Este número se ve incrementado especialmente en carnavales, cuando se movilizan por vía terrestre más de 15 millones de venezolanos para disfrutar fuera de su lugar de residencia, ya que salir a esparcirse es una necesidad. De allí la importancia de tener previsiones claras para evitar la muerte y lesiones discapacitantes, advierte el Fisiatra Alejandro Cárdenas, Especialista en Dolor y Espasticidad.

“Al chocar contra el volante ya la persona se lesiona el cráneo. Ese traumatismo craneal redunda en una hemorragia cerebral, que genera compresión impidiendo que llegue oxígeno a las neuronas, las cuales fallecen en un período de 3 a 5 minutos y no pueden regenerarse, de manera que el daño cerebral es irreversible,” explica Cárdenas.

El traumatismo cerebral afecta al sistema nervioso en un período de 24 horas o puede desarrollarse lentamente a los días de haber sufrido el siniestro. Entre estas lesiones secundarias que se apreciarán después del choque, figura la incapacidad para movilizar alguna parte del cuerpo.

Acorde al tipo de impacto, los traumatismos craneoncefálicos se clasifican en cerrados, cuando el golpe se produjo contra un objeto que no penetró el cerebro, o abiertos, cuando la cabeza choca contra algo que se incrustó en el cerebro, como suele ocurrir cuando el afectado sale por el parabrisas.

Según el fisiatra, dependiendo del grado de compromiso del cerebro se distingue la lesión; si el paciente puede mover algunas partes del cuerpo, es un caso de paresia, pero si en brazos o piernas no hay ningún tipo de movimiento, se trata de plejía. Mientras que, la clasificación topográfica del daño se hace en función de las partes que presentan problemas de movimiento: hemiparesia o hemiplejía (lado derecho o izquierdo del cuerpo), monoparesia o monoplejía (una sola extremidad, brazo o pierna), diparesia o diplejía (la mitad inferior está más afectada que la superior), paraplejía o paraparesia (piernas), triplejía o triparesia (afectación de tres extremidades) y cuadriplejía o tetraparesia (brazos y piernas).

El Dr. Alejandro Cárdenas asegura que gran porcentaje de los que sufren accidentes va a quedar discapacitado y va a requerir ayuda para comer, vestirse, desplazarse y en ocasiones presenta dificultad hasta para hablar, porque se les paraliza el rostro. “Las contusiones y daños en el sistema nervioso central y periférico derivan en un desequilibrio nervioso y muscular, haciendo que el paciente presente dureza en las extremidades, lo que le impide mover adecuadamente los brazos o las piernas, o le imposibilita controlar los movimientos; esto se conoce como espasticidad, la cual se trata actualmente con Onabotulinumtoxin A 100 U y neurorehabilitación.

¿En qué consiste el tratamiento?

“En bloquear temporalmente los receptores de acetilcolina mediante la aplicación de Onabotulinumtoxin A 100 U, para que el músculo quede con mayor disposición a la neurorehabilitación, lo que implica una reorganización neuronal denominada plasticidad cerebral, a través de la cual se envía suficiente información a las neuronas activas para que cumplan tanto su función y como la de las neuronas muertas, aunque esto no llega a ser en su totalidad”, explica el Fisiatra Alejandro Cárdenas.

El especialista afirma que el mejor tratamiento es la prevención, para poder disfrutar a plenitud los días de vacaciones y regresar a casa felizmente sin haber ocasionado tragedia ni hechos que lamentar de por vida.

COLOCAR EN UN APARTADO:

Síntomas de alerta para solicitar ayuda médica en casos de accidente:
•Somnolencia
•Rigidez en el cuello o fuerte dolor de cabeza
•Pérdida de conocimiento
•Comportamiento irregular
•Vómito (2 veces o más)

Cuidados para socorrer a los afectados:
•Llamar al número de emergencias
•Inmovilizar el cráneo, sujetando con ambas manos la cabeza
•Revisar las vías respiratorias y permitir la oxigenación colocándolo en lugar fresco con abundante circulación de aire.
•Si la persona vomita, girar al mismo tiempo la cabeza, el cuello y el resto del cuerpo como una unidad.
•Si hay sangrado, presionar la herida fuertemente con tela limpia y si se empapa, no retirar la tela, sino colocar otra encima.
•Si se sospecha de fractura craneal, no hacer presión en la cabeza y no sacar el objeto incrustado o residuos.

Pulse aquí a la Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>